lunes, 19 de marzo de 2012

Ha muerto una estrella

El 18 de Marzo, nos encontrábamos 15 socios de la asociación realizando una salida de observación , con motivo de realizar la "maratón Messier".
La Maratón Messier consiste en localizar y observar un listado de objetos de cielo profundo (galaxias, cúmulos de estrellas, nebulosas, etc) llamado "catálogo Messier" en una sola noche.
Hay numerosas actividades de este tipo por todo el mundo, ya únicamente en el plazo de un par de semanas se pueden ver todos los objetos del catálogo en una sola noche.
Nosotros elejçgimos esta noche por coincidir en festivo y a demás, no tener Luna durante casi toda la noche.
Dede el atardecer hasta el amanecer estuvimos observando uno por uno la mayoría de los objetos del catálogo, solamente nos 4, que estaban a baja altura y con luz del crepúsculo. Pero el motivo de esta entrada no es el Maratón Messier, si no algo totalmente inesperado que descubrimos.
 
Un par de socios teníamos en mente fotografiar una conjunción que se producía esta noche. El planeta marte estaría bastante cerca de la galaxia M95, la cual está inclusída en el catálogo. A si que apuntamos hacia allá el telescopio y realizamos unas fotografías. Hasta ahí todo normal.
 
La sorpresa llegó 1 día después, cuando me encontraba viendo un foro de astronomía y anunciaban una posible supernova* en M95.
 
*Una supernova es la explosión de una estrella. Esto sucede cuando la estrella ha agotado su fuente de energía y estalla desapareciendo del cielo y dejando como rastro una enorme fuente de luz que se irá apagando con el paso de las siguentes semanas o meses hasta desaparecer. Mas adelante , algunas supernovas dejan remanentes en forma de nebulosas que sirven como recuerdo a la estrella que una vez estuvo allí.
 
Acto seguido fui a revisar las fotografías, a ver si por casualidad habíamos fotografiado la supernova y confirmar así la misma. Efectivamente ahí estaba. Me alegré mucho al ver la supernova en la fotografía, ya que la habíamos fotografiado a penas 48 horas después de la explosión. Esta es la tercera supernova que observamos desde OSAE y hemos sido los primeros en España en observarla y unos de los primeros del mundo.
 
Lo que fue una tranquila noche de observación, sin quererlo, se convirtió en todo un hallazgo, al haber fotografiado una estrella que había explotado a penas 48 horas antes*1
*1 Lo que mas me gusta es saber que estábamos viendo una estrella que "acaba de explotar" en una galaxia situada a unos 38 millones de años luz de nosotros y por lo tanto disfrutar de un evento que ocurrió cuando la Tierra estaba en la era del Oligoceno cuando aparecieron los primeros primates, parecidos a los humanos.
 
Esto dio pie para que saliéramos a observar la supernova en los días siguientes y disfrutar de un espectáculo que nos ofrece de vez en cuando el universo.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada